Oído Caníbal.

16 Oct

Oído Caníbal es una producción audiovisual española que fue emitida en antena gracias a su compra por parte de Canal +. Desafortunadamente, pasó desapercibida y su éxito fue escaso.

Se trata de seis episodios que giran en torno a un grupo de voyeurs que se reúnen para asistir a terapia con un profesional.

Los personajes principales son Óscar, Alicia, Marta y Sofía. Todos ellos son sociópatas o hackers sociales, término que utilizaba ya Gibson para referirse  a algunos de los personajes de su famosa trilogía.

Se conoce con este nombre a personas que tienen la necesidad de conocer todo acerca de otras personas: direcciones, teléfonos, correos, etc. Uno de los casos más escalofriantes es el del personaje de Óscar. Este realiza una serie de preguntas a su nuevo compañero de trabajo hasta que averigua la contraseña de su cuenta de correo electrónico. A partir de ahí, utiliza la información que obtiene de sus e-mails hasta conseguir sabotear sus relaciones e incluso llega a acostarse con su pareja. Este personaje es el que refleja más claramente la figura del voyeur, ya que vigila a las personas a través de su cámara de vídeo, llegando a grabarlas mientras mantienen relaciones sexuales para masturbarse después.

Marta, por su parte, es una mediocre presentadora de televisión que a través de un simple número de DNI es capaz de conseguir suplantar una identidad. Alicia recopila información de la gente y la cuelga en Internet a través de un blog. Consigue incluso robar y publicar un cuaderno que pertenece a Salva, el psicoterapeuta, quien decide dimitir tras lo ocurrido. Por último, Sofía es el personaje menos relacionado con el mundo del “espionaje”, ya que su único interés parece ser captar hombres a través de unos folletos que reparte en la calle. Más tarde, se reúne con ellos en un portal e intenta someterlos sexualmente, llegando incluso a causarles graves daños físicos.

Las psicopatías de estas personas les impiden mantener relaciones duraderas con otras y algunos de ellos, como es el caso de Marta, llegan a cometer asesinatos con el fin de alcanzar sus propósitos.

En una sociedad como la nuestra, dominada por redes sociales como Facebook, Twitter o Tuenti, en las que nuestra información personal puede quedar fácilmente a merced de cualquiera que desee conocerla, esta serie nos invita a reflexionar sobre los peligros de su uso.

Cabe pensar que estas personas comenzaron por visitar a menudo los perfiles en Facebook de sus conocidos, por interesarse cada vez más por sus vidas hasta que una cosa lleva a la otra y terminan por convertirse en peligrosos voyeurs.

Por otra parte, debemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿Quién nos puede asegurar hoy en día que nuestra intimidad y nuestra información personal están protegidas? Y es que cabe la posibilidad de que nos convirtamos en víctimas de esta nueva adicción suscitada por las nuevas tecnologías.

 

Clara Magdaleno González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: